(Con infomación de Prensa Latina) 16 agosto 2021 

En este artículo: Estados UnidosNicolás Maduro MorosRelaciones DiplomáticasRevolución BolivarianaVenezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, abogó este lunes por establecer un diálogo directo con el Gobierno de Estados Unidos para atender los asuntos bilaterales desde una posición de reconocimiento y respeto a la soberanía.

En rueda de prensa internacional desde el Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo), el mandatario reiteró la voluntad de retomar los nexos entre ambas naciones, a más de dos años de romper relaciones diplomáticas como respuesta a la política hostil de Washington contra Caracas.

“Todo se facilitaría si hubiera un poco de sensatez en las élites que gobiernan Estados Unidos”, enfatizó el jefe de Estado, al plantear la posibilidad de incluir en la mesa de diálogo en México la apertura de una negociación directa con la administración de Joe Biden.

Maduro insistió en el levantamiento inmediato de las medidas coercitivas unilaterales adoptadas por el Gobierno estadounidense como una premisa fundamental para avanzar en las negociaciones con el sector más extremista de la oposición venezolana.

El dignatario subrayó que la política de sanciones económicas impacta brutalmente la vida social del país y constituye un bombardeo silencioso contra la población humilde, como parte de su estrategia para un cambio de régimen en la nación sudamericana.

Ante este escenario, el mandatario aseveró que Venezuela tiene las capacidades para superar los efectos negativos del bloqueo, cuyos efectos negativos -señaló- no deben servir de pretexto en los esfuerzos por garantizar el desarrollo nacional.

“Estados Unidos tendrá que levantar las sanciones, pero mientras eso ocurre, nosotros debemos activar todos los motores económicos productivos del país”, subrayó Maduro.

De igual forma, hizo hincapié en el fracaso de todas las acciones desestabilizadoras y agresiones promovidas por Washington para dar al traste con la Revolución bolivariana, incluidos los intentos de instaurar un gobierno paralelo y provocar una confrontación civil que diera pie a una intervención armada.

 

“A nosotros nos aplicaron todos los modelos para dividir a la Fuerza Armada, para provocar una invasión por Colombia, para asesinar al alto mando político y militar del país; y fuimos con inteligencia, perseverancia, derrotando uno por uno”, rememoró.

Categories:

Los comentarios estan desabilitados