“Emotivo encuentro de juristas y estudiantes de Derecho, en homenaje a Fidel, en el aniversario 95 de su natalicio, se efectuó en la sede nacional de la UNJC” según publicó en las redes sociales el Presidente de la organización de los juristas cubanos, quien señaló que “la exposición inicial de la actividad estuvo  a cargo del destacado jurista Emiliano Manresa Porto”.

“La Verdad, la Justicia, el Humanismo y la  Visión Estratégica de Fidel”, fue el título bajo el cual el ponente dio paso a la reflexión y el debate que, junto con el sentimiento de admiración y familiar cariño, formó parte de los objetivos compartidos por  una nutrida representación de juristas convocados bajo los rigurosos protocolos sanitarios que impone la pandemia de la COVID-19.

Estudiar su pensamiento político, jurídico  y humanista, caracterizado por su apego a la verdad y pasión por la justicia, fue el resultado que compartieron los participantes en este encuentro que, según la Dr. Marta Moreno Cruz, Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de  La Habana, “devino un excelente intercambio y debate de experiencias vividas y sentidas por los participantes, en torno a la obra y legado de Fidel”

En sus palabras iniciales Emiliano Manresa recordó que para los juristas cubanos Fidel era motivo de doble admiración y cariño. “Al acudir a celebrar al aniversario de su nacimiento –expresó-, “estamos honrando al líder victorioso de la Revolución durante las más recientes décadas de la historia Patria.

“Pero a la vez, estamos reiterando –añadió-, el reconocimiento al jurista de fila que -por derecho propio nuestra UNJC le concedió décadas atrás la condición de Presidente de Honor de la organización, no sólo por haber contado  con su presencia en el Congreso fundacional de nuestra querida institución;  Fidel, -recordó Manresa-, fue el mismo que, dos años antes, en 1975, con clara visión estratégica, había expresado la necesidad de que los juristas nos constituyéramos en una importante organización profesional que favoreciera el permanente desarrollo jurídico de su membresía, en correspondencia con el avance revolucionario de la sociedad cubana.”

“En igual sentido -expresó el disertante- también honramos hoy a quien -por sus méritos como jurista, su destacadísima participación en el desarrollo conceptual y práctico de una doctrina jurídica revolucionaria y un Derecho de carácter popular- inspirado en las enseñanzas martianas y en el estudio de las más avanzadas corrientes universales de pensamiento, sobre bases profundamente humanistas y solidarias, mereció que le concediéramos el Premio de Derecho Carlos Manuel de Céspedes, máximo reconocimiento que otorga la Unión Nacional de Juristas de Cuba, a  quienes desde el accionar jurídico se destacan significativamente por sus aportes profesionales y la defensa de los principios de la Justicia”.

Al evocar algunos de los aspectos y cualidades que distinguieron al invicto Cmdte. en Jefe, Manresa destacó la visión estratégica, su práctica revolucionaria en la que encontramos valiosas enseñanzas, así como cuestiones esenciales presentes en su formación y autoformación. Ofrecemos a continuación una información resumida que sobre estos temas fueron expuestas.

FIDEL: ESTRATEGA. SU PRÁCTICA REVOLUCIONARIA

A partir de las enraizadas enseñanzas martianas  y del desarrollo de un pensamiento propio mediante un riguroso estudio de los conocimientos que aporta la historia se desarrolla la práctica revolucionaria de Fidel.

A fuerza de sacrificios personales -como los realizados por Martí en su corta vida-, Fidel adquiere una envidiable cultura general e integral y –como elemento de suma importancia en sus objetivos  estratégicos-, no sólo nos invitó permanentemente  a sumarnos y enriquecer individualmente muestro acervo cultural, sino que creó las bases estructurales y condiciones de todo tipo para que individual y conjuntamente alcancemos metas superiores, puesto que, como sentenció, “toda Revolución es hija de las ideas y de la cultura”.

Bajo el razonamiento de que “los hombres pasan, los pueblos queda”, nos enseña –añadió el panelitaa-, que, como individuos, compartimos temporalmente un ciclo natural e vida, como parte de un PERMANENTE PROCESO REVOLUCIONARIO, de transformación constante de las realidades, frente a las cuales tenemos que actuar, siempre en favor del progreso humano en estrecha armonía con la naturaleza, de la cual formamos parte.

Nos insiste en que no hay obra humana que resulte perfecta; que, como aprendió de Martí, “los hombre van en dos bandos” y que –a los que amamos y construimos nos corresponde prepararnos cada vez mejor para hacer realidad, con la verdad en la mano, los valores de la JUSTICIA y del HUMANISMO.

Nos inspiró y nos hizo partícipes este noble y gigantesco empeño revolucionario; nos esclareció que la Revolución Cubana es una sola, desde Céspedes hasta nuestros días y alertó, como Martí, sobre las amenazas y pretensiones de poderosos intereses  externos.  Consciente de que no existe obra humana perfecta, asumió con responsabilidad, valentía y juicio crítico errores, tendencias negativas manifiestas y presentes en la grandiosa obra de la Revolución y que -como ocurre de modo general con cualquier tipo de proceso en desarrollo, tiene que ser objeto permanente de examen, mucho más a partir de la dinámica y características propial de las REVOLUCIONES SOCIALE. Nos enseña y a la vez nos convoca a un permanente ejercicio crítico de nuestra actuación individual y colectiva; a no ser tolerantes, como tampoco implacables; Se ocupó, con singular maestría de enseñarnos las formas, los métodos que constituyeron un arte en su vida:

1.- La búsqueda de LA VERDAD, mediante el estudio detallado, minucioso  de los hechos (que según las reflexiones filosóficas martianas constituyen LA VERDAD REAL). Se percata que en la Ciencia se encuentra la verdad.  A través de su mentor, Martí,  descubre la sapiencia del insigne pedagogo Luz y Caballero, al afirmar que ,  “SOLO LA VERDAD NOS PONDRÁ LA TOGA VIRIL”,

2.- El estudio razonado y completo de los fenómenos que se originan  a partir de los hechos. Este estudio tendrá siempre resultados más precisos,  en la medida que a las manifestaciones empíricas de esos hechos se incorporen conocimientos teóricos y científicos, formados en la subjetividad del analista,  como manera cierta, segura, para estructurar y concebir una VERDAD IDEAL (reflejo lo más fiel posible de las VERDADES APORTADAS POR el conjunto de hechos sometidos a examen).

3.- La acción consecuente, dirigida  transformar favorablemente la realidad examinada con criterios razonados y los principios de JUSTICIA y HUMANISMO..

Es así como podemos apreciar el valor de su CONCEPTO DE REVOLUCIÓN; como debemos interpretar cada uno de esos principios que nos ofrece; siempre a partir de la divisa de que cada actor revolucionario ha de aplicarlos sin desmayos, con fortaleza ideológica; EN COMBATE FIRME CONTRA TODO CUANTO SIGNIFIQUE EN NOSOTROS DESÁNIMO Y DESMORALIZACIÓN.

NUNCA ABANDONÓ LA ETAPA DE APRENDIZAJE PROPIA DE LA NIÑEZ ¿POR QUÉ…?  ¿POR QUÉ…”

Un día, precisamente en un foro de juristas, revela su método para llegar razonadamente a la verdad, como un permanente investigador científico: SUS VINCULOS PERMANENTES CON LA REALIDAD, que no cejaría en sus permanentes a todos los que, desde posiciones revolucionarias, se empeñen en dar correcta solución a los problemas. En esaa oportunidad Fidel, ante los participantes a la VIII Conferencia de la Asociación Americana de Juristas, La Habana, septiembre 17 de 1987,  con sentido aleccionador expresa:

Les comentó: “¿Qué suelo hacer? Participar en cualquier evento todo el tiempo, sin moverme un solo segundo; discutir, analizar, percatarme bien de las cuestiones, de las inquietudes, de los temas, de los puntos esenciales. Y sólo en esas ocasiones acepto decir algunas palabras”.

Cuando elaboraba estrategias, siempre valoraba alternativas,  a partir de situaciones extremas, graves, que pudieran presentarse; estudiaba el escenario y las condiciones del medio y a partir del estudio de los hechos desarrollaba su capacidad de CONCEBIR LA DINAMICA DE LOS PROCESOS, no con “mentalidad simplemente fotográfica”, estática, fija, sino con “amplia visión cinematográfica”, secuencial..

En cuanto  a la  formación y autoformación de Fidel, el Lic. Manresa expresó la influencia del pensamiento martiano:

Martí, SIEMPRE Martí. Abanderado con los valores de LA VERDAD, LA JUSTICIA y EL HUMANISMO

  • nada le es ajeno; busca la VERDAD; sufre ante la injusticias; se apasiona en defensa de LA JUSTICIA
  • Repudia el yugo y escoge la estrella; comparte su suerte con los pobres de la tierra; no lo detiene la bravura ni la inmensidad del mar y busca complacencia en el arroyo de la sierra. En tributo a la opción que escoge, de PATRIA O MUERTE”, no escatima esfuerzo ni riqueza personal. El Derecho será, entre otros muchos, un instrumento de combate.
  • El anti-imperialismo martiano lo fortalece y ante los crímenes yanquis –cual visión martiana del negro esclavo colgando ahorcado en un ceibo del monte”, jura y se compromete aún más y -en nota Celia Sánchez- manifiesta su más íntimo sentimiento que luego confirmó:   “Al ver los cohetes que tiraron en casa de Mario, me he jurado que los americanos van a pagar bien caro lo que están haciendo. Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra mucho más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos. Me doy cuenta que este va a ser mi destino verdadero.
  • Su virtuoso “espíritu congregante” lo acrecienta en los empeños redentores
  • Convence y a la vez cautiva con las verdades que esgrime con elocuencia magistral y desbordada pasión, de manera que convierte en verdaderos Héroes a hombres y mujeres sencillas

“Apenas son éstas una parte exigua de las cualidades que hoy admiramos y tomamos como enseñanzas, inspirados en el sentimiento martiano de que “para rendir tributo ningún voz es débil”, aun cuando siempre serán pocas las palabras para destacar la grandeza de seres como FIDEL CASTRO RUZ.”. Así concluyó la presentación del panelista.

Categories:

Los comentarios estan desabilitados